ISO 27001/ISO 22301 Base de conocimientos

'. get_the_author_meta('first_name'). ' '.get_the_author_meta('last_name').'

Lista de apoyo para implementación de ISO 27001

Si usted está empezando a implementar la norma ISO 27001, probablemente esté buscando una forma sencilla para hacerlo. Permítame desilusionarlo: no existe una forma sencilla para lograrlo. Sin embargo, intentaré facilitarle el trabajo. Este es un listado de dieciséis pasos que deberá seguir si desea obtener la certificación ISO 27001:

1. Obtener el apoyo de la dirección

 

blogpost-banner-consultants-es

Esto puede parecer un tanto obvio y, generalmente, no es tomado con la seriedad que merece. Pero, de acuerdo con mi experiencia, es el principal motivo en el fracaso de los proyectos para la implementación de la norma ISO 27001 ya que la dirección no destina suficientes recursos humanos para que trabajen en el proyecto ni suficiente dinero. (Lea Cuatro beneficios clave de la implementación de la norma ISO 27001 para presentarle el tema a la dirección)

2. Tomarlo como un proyecto

Como ya se ha dicho, la implementación de la norma ISO 27001 es un tema complejo que involucra diversas actividades, a muchas personas y puede demandar varios meses (o más de un año). Si no define claramente qué es lo que se hará, quién lo hará y en qué período de tiempo (por ej., aplicar la gestión del proyecto), es probable que nunca termine el trabajo.

3. Definir el alcance

Si se trata de una gran organización, probablemente tenga sentido implementar la norma ISO 27001 solamente en una parte de la misma, reduciendo significativamente de esta forma, los riesgos del proyecto. (Problemas para definir el alcance de la norma ISO 27001)

4. Redactar una Política de SGSI

La Política de SGSI es el documento más importante en su SGSI: no debe ser demasiado detallado pero debe definir algunos temas básicos sobre la seguridad de la información en su organización. Pero ¿cuál es su objetivo si no es minucioso? El objetivo es que la dirección defina qué desea lograr y cómo controlarlo. (Política de Seguridad de la Información: ¿qué nivel de detalle debería tener?)

5. Definir la metodología de Evaluación de riesgos

La evaluación de riesgos es la tarea más compleja del proyecto para la norma ISO 27001; su objetivo es definir las reglas para identificar los activos, las vulnerabilidades, las amenazas, las consecuencias y las probabilidades, como también definir el nivel aceptable de riesgo. Si esas reglas no están definidas claramente, usted podría encontrarse en una situación en la que obtendría resultados inservibles. (Consejos sobre la evaluación de riesgos para empresas pequeñas)

6. Realizar la evaluación y el tratamiento de riesgos

Aquí, usted tiene que implementar lo que definió en el paso anterior. En organizaciones más grandes puede demandar varios meses, por lo tanto, debe coordinar esta tarea con mucho cuidado. Lo importante es obtener una visión integral de los peligros sobre la información de su organización.

El objetivo del proceso de tratamiento de riesgos es reducir los riesgos no aceptables (generalmente se hace planificando el uso de controles del Anexo A).

En este paso, se debe redactar un Informe sobre la evaluación de riesgos que documente todos los pasos tomados durante el proceso de evaluación y tratamiento de riesgos. También es necesario conseguir la aprobación de los riesgos residuales; ya sea en un documento separado o como parte de la Declaración de aplicabilidad.

7. Redactar la Declaración de aplicabilidad

Luego de finalizar su proceso de tratamiento de riesgos, sabrá exactamente qué controles del Anexo necesita (hay un total de 114 controles pero, probablemente, no los necesite a todos). El objetivo de este documento (generalmente denominado DdA) es enumerar todos los controles, definir cuáles son aplicables y cuáles no, definir los motivos de esa decisión, los objetivos que se lograrán con los controles y describir cómo se implementarán.

La Declaración de aplicabilidad también es el documento más apropiado para obtener la autorización de la dirección para implementar el SGSI.

8. Redactar el Plan de tratamiento del riesgo

Justo cuando pensaba que había resuelto todos los documentos relacionados con el riesgo, aquí aparece otro. El objetivo del Plan de tratamiento del riesgo es definir claramente cómo se implementarán los controles de la DdA, quién lo hará, cuándo, con qué presupuesto, etc. Este documento es, en realidad, un plan de implementación enfocado sobre sus controles; sin el cual, usted no podría coordinar los pasos siguientes del proyecto.

9. Determinar cómo medir la eficacia de los controles

Otra tarea que, generalmente, es subestimada. El tema aquí es, si usted no puede medir lo que ha hecho, ¿cómo puede estar seguro de que ha logrado el objetivo? Por lo tanto, asegúrese de determinar cómo medirá el logro de los objetivos establecidos tanto para todo el SGSI como para cada control aplicable de la Declaración de aplicabilidad.

10. Implementación de controles y procedimientos obligatorios

Es más fácil decirlo que hacerlo. Aquí es cuando debe implementar los cuatro procedimientos obligatorios y los controles correspondientes del Anexo A.

Esta es, habitualmente, la tarea más riesgosa de su proyecto ya que, generalmente, implica la aplicación de nuevas tecnologías pero, sobre todo, la implementación de nuevas conductas en su organización. Muchas veces las nuevas políticas y procedimientos son necesarios (en el sentido que el cambio es necesario) y las personas, generalmente, se resisten al cambio; es por ello que la siguiente tarea (capacitación y concienciación) es vital para prevenir ese riesgo.

11. Implementar programas de capacitación y concienciación

Si quiere que sus empleados implementen todas las nuevas políticas y procedimientos, primero debe explicarles por qué son necesarios y debe capacitarlos para que puedan actuar según lo esperado. La falta de estas actividades es el segundo motivo principal por el fracaso del proyecto para la implementación de la norma ISO 27001.

12. Hacer funcionar el SGSI

Esta es la parte en que ISO 27001 se transforma en una rutina diaria dentro de su organización. La palabra más importante aquí es: “registros”. A los auditores les encantan los registros; sin registros le resultará muy difícil probar que una actividad se haya realizado realmente. Pero, ante todo, los registros deberían ayudarle. Con ellos, usted puede supervisar qué está sucediendo, sabrá realmente si sus empleados (y proveedores) están realizando sus tareas según lo requerido.

13. Supervisión del SGSI

¿Qué está sucediendo en su SGSI? ¿Cuántos incidentes tiene? ¿De qué tipo? ¿Todos los procedimientos se efectúan correctamente?

Aquí es donde se cruzan los objetivos de los controles con la metodología de medición; debe verificar si los resultados que obtiene cumplen con lo que se estableció en los objetivos. Si no se cumplen, es evidente que algo está mal y debe aplicar medidas correctivas y/o preventivas.

14. Auditoría interna

Muchas veces las personas no son conscientes de que están haciendo algo mal (por otro lado, a veces sí lo saben pero no quieren que nadie lo descubra). Pero no ser consciente de los problemas existentes o potenciales puede dañar a su organización, por eso debe realizar auditorías internas para descubrir este tipo de cosas. Lo importante aquí no es activar medidas disciplinarias, sino aplicar medidas correctivas y/o preventivas. (Dilemas con los auditores internos de las normas ISO 27001 y BS 25999-2)

15. Revisión por parte de la dirección

La dirección no tiene que configurar el cortafuegos, pero sí debe saber qué está sucediendo en el SGSI; es decir, si todo el mundo ejecutó sus tareas, si el SGSI obtiene los resultados deseados, etc. En base a estos aspectos, la dirección debe tomar algunas decisiones importantes.

16. Medidas correctivas y preventivas

El objetivo del sistema de gestión es garantizar que todo lo que está mal (las denominadas “no conformidades”) sea corregido o, con algo de suerte, evitado. Por lo tanto, la norma ISO 27001 requiere que las medidas correctivas y preventivas se apliquen sistemáticamente; es decir, que se identifique la raíz de una no conformidad y se solucione y se controle.

Tal vez, este artículo haya aclarado qué es necesario hacer. Aunque implementar la norma ISO 27001 no sea una tarea sencilla, no necesariamente tiene que ser tan complicado. Solamente debe planificar detalladamente cada paso, y no se preocupe… obtendrá su certificado.

Para encontrar una lista más detallada de los pasos de implementación, consulte el Software de Cumplimiento de Conformio.

Si le gustó este artículo, suscríbase para recibir actualizaciones.

Amplíe su conocimiento con nuestros recursos gratuitos sobre las normas ISO 27001 / ISO 22301.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ASESORÍA GRATUITA EN ISO 27001/22301
Dejan Kosutic
Especialista líder en ISO 27001/ISO 22301, Advisera

OBTENGA ASESORÍA GRATUITA

PRÓXIMO SEMINARIO WEB GRATUITO
ISO 27001: Resumen del proceso de implementación de SGSI
Martes 12 de marzo de 2019

NUESTROS CLIENTES

NUESTROS SOCIOS

  • Advisera es un Proveedor TPECS Certificado Global Ejemplar para IS, QM, EM, TL y las Unidades de Competencia AU.
  • ITIL® es una marca registrada de AXELOS Limited. Usada bajo licencia de AXELOS Limited. Todos los derechos reservados.
  • DNV GL Business Assurance es uno de los principales proveedores de certificaciones de sistemas de gestión acreditadas.